Cirugía laparoscópica renal - Urologia

Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Qué es la cirugía laparoscópica?
La cirugía laparoscópica consiste en esencia en reproducir una cirugía que podemos hacer igualmente de forma tradicional, pero sin abrir. Para poder realizarla vamos a realizar una pequeñas incisiones en la piel, a través de los cuales colocamos unos puertos de trabajo que nos permitirán introducir una camara para ver en el interior, un gas inerte, generalmente dióxido de carbono para producir una camara de aire donde trabajar, así como introducir todo el instrumental que vamos a usar durante la intervención, y que dependerá del tipo de cirugía que vamos a realizar.

¿Cúales son las ventajas de la cirugía laparoscópica?
La agresión que se realiza al paciente es mucho mejor. En primer lugar vamos a evitar una gran cicatriz para abordar la intervención, con la rotura de planos musculares que eso conlleva. Esto va a influir directamente en el dolor que el paciente va a tener tanto inmediatamente como pasados incluso meses o años desde la intervención cuando ésta es abierta. Por otro lado, el tiempo de recuperación del paciente y el alta va a ser antes que con la cirugía abierta tradicional.

¿En que consiste la cirugía laparoscópica renal?
En el caso particular del la cirugía renal, hoy en día se considera de elección realizar la cirugía de forma laparoscópica. Si deciamos que la laparoscopia evita heridas y dolores postoperatorios, es particularmente importante en el caso del riñón. Al ser este un organo profundo y bien

protegido, llegar hasta el implica abrir una gran cantidad de capas musculares si se realiza una incisión en un flanco, lo que se denomina lumbotomía, o bien una apertura muscular y movilización intestinal si se realiza por delante, a través de una laparotomía. Bien realiza la cirugía no tiene por que prolongarse más que una cirugía tradicional, con una recuperación mucho más rápida y mucho menos dolorosa.

¿En que casos se opera un riñón por laparoscopia?
Abordamos mediante laparoscopia renal tanto cirugía tumoral, realizando nefrectomía radicales o parciales, como correcciones de alteraciones en la vía urinaria con la realización de pieloplastias.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal